• ¡Qué tiempos aquellos!..





    Se acerca el invierno y yo sin lograr disfrutar del otoño, ni mucho menos me bronceé en verano. Dediqué una buena parte de mi tiempo, este último año y medio, en tranquilizar familia e infundirme ánimos. La calma no ha llegado por completo, pero el horizonte se percibe con buenos derroteros y adecuado pronóstico -con lo que respecta a salud y la economía familiar.


    Mi hermana vive. Mi madre permanece. Mis hermanos trabajan. Mis sobrin@s maduran. Yo, escribo, aunque muy poco.


    Se acercan vientos muy complicados para mi país. Recuerdo que inicié este blog en el año de la elecciones del 2006. ¡Qué tiempos aquellos!, dicen. Conocí a bloggers intensos, comprometidos, inteligentes, misteriosos, conocedores, panistas, priístas, perredistas, acomodados, desacomodados, desorientados, locos, impacientes, cultos, etcétera.


    Me encantaba leer debates en el blog de Erat Hora (http://erathora.blogspot.com/) donde, Beam, ahora un twittero popular (@Beam) y además columnista de deportes (www.nwla.tv), no tenía misericordia, aplastaba con burlas intensas a los derechistas. La Toncha, ¿alguien la recuerda?, era implacable con el enemigo. Pero Erat (periodista y escritor), con esa inteligencia pausada, siempre ponía orden. Porque en esos días existieron fregadazos, mentadas de madre, sangre derramada, piedrazos, lagrimeos, desgreñados, berrinches, cachetadas con guante blanco y con negro también, pero todo fue virtual, cibernéticamemte hablando.


    Sospecho con el pecho y calculo con... el pie derecho, que en el 2012 será mejor. Por cierto, debo decirles que hasta me estoy sobando las manos. Mmm, bueno, eso es además por mi artritis, pero de que me estoy saboreando con anticipación, no les quepa la menor duda. Me dediqué estos días a buscar esas páginas (blogs), que sé, pronto, abrirán sus puertas a los debates y comentarios. ¡Ah! qué tiempos aquellos, Don Vicente, ¡ah, no!, fue Don FECALoide, ¿verdad?


    Ahora deseo también, conocer a gente comprometida con la información, con su decisión, con su país. Que entren a leer, a informarse, a tratar de entender, a preguntar. Porque la política es complicada. Hace unos meses, un compañero médico muy inteligente se cuestionaba a si mismo con lo que respecta a la información que trasmiten los medios de televisión, ¿qué hacer si nos mienten?, decía. Habrá que leer periódicos mi querido Julián, investigar, desechar absurdos, aprender a discernir y desmenuzar la mentira. Madurar en el sentido político es nuestra obligación ciudadana, mientras no lo hagamos seguiremos impartiendo nuestro voto con irresponsabilidad, con palos de ciego y, los resultados, seguirán siendo nefastos.



    El país se ha complicado de tal manera que temo escuchar en la radio anuncios acerca de cursos obligatorios para la población en lo que respecta a: "Reacción inmediata ante peligro inminente", "Curso intensivo de RCP (resucitación cardio pulmonar) a persona con herida por arma de fuego", "Qué hacer si el ejercito te confunde con narcotraficante o con capo". Lo digo por que escuché hace unos días acerca de un taller : "Qué hacer ante fuego cruzado", ¡vaya pues!



    Este post será mi antesala a las próximas madrinas... Jeje, que se suscitarán en blogger, twitter y facebook.



    Los espero, pónganse guantes.





    Mafalda desde si misma...


3 locos como ella comentando:

  1. W dijo...

    Mi Mafis...

    Qué gusto leerte así... y saber que las cosas van bien!!!

    Ya nos enfrascaremos en deliciosos debates ahora que se acercan las elecciones.

    Te mando un beso muy grande

  2. Momentos de reflexión, de pensar en el futuro y de alimentar esperanzas. En eso, me he sentido identificado con muchas partes de este post.

  3. Champy dijo...

    Estamos Hermosa, y es ganancia, los que queremos y cuando podemos. Hoy México nos necesita lúcidos.
    Que se confiese el pecador y que se levante e lisiado, nosotros abramos no solo los ojos y los sentidos, también los corazones, y ya desangrados darnos, cuando nada quede, solo un devaluado aliento que a nuestra patria le sepa a Gloria.

    Te amo.

    2046