• Amantes...









    Gracias te doy, corazón mío,

    por no quejarte, por ir y venir

    sin premios, sin halagos,

    por diligencia innata.

    Tienes setenta merecimientos por minuto.

    Cada una de tus sístoles

    es como empujar una barca

    hacia alta mar

    en un viaje alrededor del mundo.



    Gracias te doy, corazón mío,

    porque una y otra vez

    me extraes del todo,

    y sigo separada hasta en el sueño.

    Wislawa Szymborska



    Allí me llevaron los pasos, siguiendo tu olor, contra si mismos. Vueltos locos porque te habían soñado. No logré controlarlos. Tropiezos, besos, suspiros, alfombra, piso. Arrebato, ritmo, gemidos, espasmos. Relojes en marcha que no indican inicio ni término, no se despiden. No fumo, no hay adiós ni hasta luego. Solos en compañía. Fue Dios o satanás. Fuimos conjugados. Vuelos confundidos entre pompas jabonosas que se rompen en segundos y se forman con un leve suspiro. Corremos sin rumbo y nos encontramos. Temerosos, de volver y no recordar, decidimos tomar un atajo que nos llevará al pasado.
    Dormidos, y a través de un sueño trasparente, las caracolas repetirán nuestros nombres…

    A m a n t e s . . . 


    Foto tomada de Pinterest



0 locos como ella comentando: