• Erizo trabajando...





    Algunas veces no me entiendo. Lo peor, nunca entiendo a los otros. Voy a un lugar y luego de vuelta al sitio de salida. Me encuentro a mis anchas en mi burbuja, salgo de ella cuando me viene en gana. En este momento escucho a Peter Gabriel : "In yours eyes"; tomo un café; leo; escribo. No entiendo, es seguro que este "no entender" sea secundario a no aceptar que otros no me entienden y yo no los comprendo. Cada quien en su mundo y en sus cuatro paredes de egoísmo. Si le diéramos forma al egoísmo tendría cuatro paredes y, eso sí, ninguna ventana. No ver más allá porque en el mundo del egoísmo no existen las ventanas.

    Es la tercera vez que me sucede esto, ahora no me siento como antes, no, hoy me encuentro cansada de la repetición. Yo, la erizo colorada está agotando sus reservas para no tocar el techo, donde se encuentra la intolerancia.

    Por favor no me toquéis, puedo hacerte daño con las espinas. Hoy aprendí algo, eso de las sorpresas es algo que no todas las personas sabemos dar. Siempre he sido muy torpe en ese aspecto, con los novios, con los amigos, con la familia: o digo sin querer lo que era un secreto, o no lo digo y se jode el asunto y me quedo de un palmo.



    Pasaré a lo mejor de este día, espero que con esto se me aplaque el pelambre:

    Hoy recibí alegría, enseñanza y apoyo, gracias.

    Pronto estrenaré cueva remodelada.

    En unas semanas no caminaré tanto para comprar mi café, lo que no me gusta de esto último es que no es "De la selva", digo, por qué no dar esa oportunidad a los nuestros, ¡carajo!

    Me pasearé, independientemente (ufff, qué palabra tan larga) de todo...s.



    Tengo un recuerdo chido y al mismo tiempo melancólico. Hace algunos años me encontraba decepcionada de dos personas que idealicé, llovía, era otoño; llegué al primer café que se me atravesó y me puse a escribir un cuento. Ahora ese cuentito, que por cierto publiqué en un blog colectivo donde fui invitada y que sólo una persona fue a leer y es probable que con el ceño fruncido haya colocado su comentario; ese cuentito, ganó para ser publicado en una reseña.

    ¿Será que, con un estado de ánimo similar me salga algo digno de publicación?, jeje, a ponerle empeño pues...

    Por cierto, no molestar...erizo trabajando...



    Foto de Katia Chausheva




    Mafalda desde si misma...


2 locos como ella comentando:

  1. W dijo...

    No vengo a molestar a tan creativo erizo...

    Sólo a dejar besos

  2. En la vida -por suerte- hay momento para todo y para todos y suele pasar que de un mal momento surja algo muy productivo.