• Bloquear al sol...




    Llegué de buen humor. Estoy segura que a muchos le ha sucedido así: un día se levantan sin dolor en el alma y sin ese peso adicional que les aplasta el ánimo, entonces, abren los brazos y se lanzan con la cara como primicia de entrada. Ya dije antes, mi finalidad era ver al sol de frente.

    Bajándome del autobús me dirigí a la primera farmacia que se cruzó por mi camino para comprar alguna crema protectora.
    -Señorita, me da un bronceador con factor de protección cincuenta, por favor –le solicité a una morena mal encarada que atendía el mostrador.
    -Dirá usted bloqueador –contestó y de inmediato fue por la mercancía a los estantes.

    Me bloqueé la cara, los brazos, las piernas y, con el pie derecho, di el primer paso hacia la aventura, no sin antes limpiar bien mis gafas de sol.

    No chequé la hora, iba retrasada… de unos años a la fecha me sucede con frecuencia, llego tarde a muchas cosas, fue por eso que no me apresuré. De nuevo seré sincera, más que aventura se trató de curiosidad. Y sí, así fue, marqué el primer trazo de este viaje a destiempo.


    Continuará…



    FIRMA: Un ser de este mundo.

    Foto de inicio cargada en flickr por dream_maze






    _________________________

12 locos como ella comentando:

  1. marichuy dijo...

    Mafis

    "un día se levantan sin dolor en el alma y sin ese peso adicional que les aplasta el ánimo"

    Espero con ansias la llegada de ese día; no imaginas cuánto
    Hubieras corregido a la dama "protector solar" (yo uso factor 100, para pieles intoelrantes al sol).

    Bueno y así nos vas a tener? A cuenta gotas: a mi la curiosisas me da harta comezón, jeje.

    Un beso

  2. Champy dijo...

    Yo tengo problemas.
    Un día em levantó sin dolor en el alma y a la hora me brota. Otro día me levanto con él y a la hora desaparece.
    Yo cuando niño soñaba mucho el sol, hermoso, cegador, brillante, cosa rara, no sentía calor. Uno d emis problemas es el tiempo. Soy obsesivamente anticipado a todo.
    Aquí llego 45 minutos antes, me entrtengo leyendo y va. Pero cuando llego 45 minutos antes a un lugar y no hay antretenimiento ay de aquel que me hizo esperar. Yo no espero. Ya no.
    Bueno pero si quiero. Ese es un problema.
    Querer y no hacerlo.
    Ayer me dijeron aventurero, yo me preocupé, intenté demostrar que soy bastante habitual cotidiano...aburrrido. Mi alemán es el más grave de mis problemas, ya no me acuerdo quien me dijo aventurero. Tengo una COMADRE que me recetó unas pastillas que obvio que no funcionan. Estoy seguro que mi alemán es priscológico. Y no lo quiero, pero tampoco se como ahuyentarlo. Me acuerdo de niño (otra vez), me entretenía bajando todas las latas de atún de los estantes y luego hacía casitas o solecitos con ella. La señora del super me dejaba porque ya sabía que yo regresaba todo a su lugar. Y más.

    2046

  3. Mafalda dijo...

    ...

    Marichuy:

    ¿A poco tú te entregas de a tiro y completita? Jejeje.
    Yo de peque sip, de adolescente de vez en vez, y ahora de adul...tera jejeje y con todas la fregaderas que he aprendido...¡Ni loca! Jajajá.

    Hay una clave en todo este asunto y lo encontrarás en la cita de Sacha Guitry; y si no le hayas ni pies ni cabeza... ¡paciencia! Jejeje.

    Mafalda

  4. Mafalda dijo...

    ...

    Champygnon:

    ¡Nop!, entonces, no te ha pasado.
    Se trata de meses y meses, noche tras noche, hora tras horas, de estar extrañando y sufriendo por un pelao' (a') y, de pronto, así de ¡sopetón!, ¡madres! se te sale del pecho, dejas de sufrir, dejas de sentir que sin esa personita no puedes seguir adelante. En ese momento vuelves a ¡VOLAR!, te recuperas a ti mismo.

    Después de ese momento, lo recuerdas, incluso lo encuentras o lo escuchas (puede ser por teléfono o escuchas su voz cuando platica con otras personas por los pasillos) y ya no duele y el corazón no entra en una carrera incontrolable.

    ¿Qué tal? Llegar a ese momento es la gloria.


    Mafalda

  5. W dijo...

    Qué curioso.... tú fuiste en busca del sol.... y yo lo tuve que dejar aquí....

    Sigo la historia...

    Muchos besos mi Mafis

  6. marichuy dijo...

    Mi Mafis

    Oiga Señorita y cuando usted dice "en la noche..." qué tan noche es eso para vos ¿cómo a las tantas dela madrugada (jeje)?

    Avísame. Ando en casa.

  7. Mafalda dijo...

    ...

    W:

    Mmm, cómo está eso de que lo dejaste, ¡chale!, la iluminación no se suelta para nada ¿eh?

    Mafalda

  8. Mafalda dijo...

    ...

    Marichuy:

    Soy mujer nocturna, jajajá.

    No, mi Flaquis, ya te envié correo para explicarte lo que me sucedió.

    Además, eso de "señorita", ¡zas!, a mi edad resultaría una ofensa.
    Jajajá.

    Saludetes y de nuevo perdón mi Flaquis.

    Mafalda

  9. Marina dijo...

    Ah, qué intriga! Y qué grandiosos que son esos días en lo que uno se levanta esperando estar así, como venía estando, y de pronto se da cuenta que algo ya no está! Genial!

    Beso grande, Mafis!

  10. Susana S dijo...

    Algunos días sí, se siente liviano el corazón y el sol nos inyecta de energía vital, y luego... la lluvia que se lleva el intento ¿y el arcoiris? Nahhhh

    Un abrazo con mucho cariño amiga

  11. Mafalda dijo...

    ...

    Marina:

    Así es, días buenos que nos proporcionan la oportunidad de analizar nuestros actos.
    Que bien que te intrigue el chismorete este.

    Mafalda

  12. Mafalda dijo...

    ...

    Susana:

    Que alegría tenerte por esta casa.
    No me imagino una felicidad eterna.
    Tendremos que conformarnos con esos toques de emoción.

    Saludos también para ti mi amiga.

    Mafalda