• Jugar por jugar...





    Hace varios años conocí a una mujer que atraía antipatías en el género femenino e inquietudes en el masculino. Su personalidad me motivó a perfilar un personaje de cuento parecido a ella.



    Teresa (advierto que no es su nombre real) dejaba a los hombres viendo visiones y sudando deseo. Era popular por calentar el comal y no cocer los tomates para la salsa. En plena entrega de guardia y, así, sin más, Teresa soltaba cosas como esta: “Qué calor hizo en la noche, ¿no lo sintió doctor? El sudor provocó que el camisón se me pegara al cuerpo y tuve que quitármelo. Ni modo, así me dormí… d e s n u d a. Luego, me dio por soñar y… bueno, me humedecí   m á s.   Ashhhh, no hubo de otra que darme un baño con agua fría, jajajá. Es más rico bajarse el calor de otra manera ¿no cree, doctor?”



    A Teresa no le importaba tener amigas estoy segura que no era su prioridad. Caminando por los pasillos siempre acompañada de hombres platicaba, los veía a los ojos y, acercando su cuerpo al de ellos se divertía inquietándolos con actitud y palabras. En esa época yo ya era médico adscrito, Teresa era residente. En sus rotaciones por los diferentes servicios del hospital elegía revisar pacientes acompañada de médicos, las médicas simplemente éramos invisibles para ella. Sus movimientos y sus modales eran bien estudiados y refinados. Olvidé puntualizar que Teresa se hacía llamar Brigitte, su verdadero nombre nunca le gustó; entonces, en los lomos de sus libros, en la bolsita superior izquierda de la bata médica y en la lista de asistencia, sustituía Teresa por Brigitte.



    Era el azote de los hombres tímidos, en ellos dejaba caer los más malévolos juegos, alguna ocasión una de mis amigas tuvo que rescatar a alguien al borde del priapismo, (era uno de sus residentes) ya que Brigitte, como lo mencioné, calentaba pero no cocía. Frente a la mirada atenta de alguno que otro mediquillo y, saboreando con chupadas y lengüetadas sensuales sus paletas, se divertía en recrear la imaginación de su espectador. Después de un tiempo, y ya condicionados, con el sólo hecho de decirles “me voy a chupar mi paleta”, lograba en ellos maravillas. Brigitte tenía conocimiento del fenómeno: causa y efecto. Brindaba placer tomando en cuenta la jerarquía del interfecto, por lo tanto un residente no le era de utilidad para avanzar, lo era para soñar.



    “Y jugar por jugar
    sin tener que morir o matar,
    y vivir al revés
    que bailar es soñar con los pies”…



    Prefería la insinuación al descaro, este último le restaba clase, “antes muerta que naca”, le escuché decir una vez. De su intelecto (en medicina) puedo mencionar algunos chismes de pasillo: (no rotó ni revisó pacientes conmigo, prefirió a mis compañeros hombres, es por eso que sólo conozco este punto por referencia de otros) “no es una lumbrera pero se defiende”, “poca capacidad y malos avances”. Entraba al baño de la residencia médica para sorprender a alguno de sus compañeros desnudo o sentaba su trasero cerca de la máquina de escribir donde el güero inteligente e interesante escribía sus notas médicas y, actuando como periodista con micrófono (alguna pluma o tiza) en mano, lo entrevistaba: “¿Usted, pagaría por el placer de una prostituta?



    “Propongo corromper al puritano,
    espiar en la ducha a las vecinas,
    ir a quitarle al dios de los cristianos
    su corona de espinas”...



    Creo que lo importante fue que Brigitte siempre supo lo que quería, y el camino que tomó la llevó a obtenerlo. Hoy, su tenacidad, su apabullante voz, su seguridad ha dado frutos. Brigitte vive el momento y además le saca provecho. A mi personaje de cuento no le fue tan bien como a ella. La Brrigitte real ha visto sus sueños materializarse, disfruta el buen trago, los mejores restaurantes, ha viajado a lugares lejanos, se ha cogido a los hombres necesarios para ella. No camina arrastrando dos morales. Nació para ser así como es. Si hubiera nacido hermosa, primero, no sería médica, segundo, estaría divorciada o viuda, pero eso sí con harta lana.



    Les parezca o no a muchos, Brigitte, brilla a su manera sin ser bella.



    Hoy, día el amor y la amistad, les dejo esta historia y una canción para sacudir morales y tabús. El que presume de no ser cursi y lo es me saca más carcajadas que el que en realidad lo es y no lo esconde.





    "Sugiero que el más triste de los presos
    tenga derecho a sábanas de seda;
    bendita sea la boca que da besos
    y no traga monedas.


    Propongo corromper al puritano,
    espiar en la ducha a las vecinas,
    ir a quitarle al dios de los cristianos
    su corona de espinas.


    Nada de margaritas a los cuerdos,
    hay que correr más que la policía
    para bailar el vals de los recuerdos
    llorando de alegría.


    La vida no es un block cuadriculado
    sino una golondrina en movimiento
    que no vuelve a los nidos del pasado
    porque no quiere el viento.


    Se aconseja dormir a pierna suelta
    lejos de tentaciones de diseño,
    que no pase de largo por tu puerta
    el hombre de tus sueños.


    La rana esconde un príncipe encantado,
    tu boca un agridulce de membrillo
    ¡qué ganas de un cursillo acelerado
    de besos de tornillo!


    Y jugar por jugar
    sin tener que morir o matar,
    y vivir al revés
    que bailar es soñar con los pies.


    Conviene entrar penúltimo en la meta
    de la vuelta a la infancia en patinete
    y fusilar al rey de los poetas
    con balas de juguete.


    Por qué no doctorarse en cremalleras
    como hace la hormiguita por tu espalda
    e hilvanar con jirones de banderas
    braguitas rojigualdas.


    Hacen falta cosquillas para serios,
    pensar despacio para andar deprisa,
    dar serenatas en los cementerios
    muriéndose de risa".


    Jugar por jugar, Joaquín Sabina.



    FIRMA: Un ser de este mundo

    Foto inicial cargada en flickr  por albinalio








    _________________________


11 locos como ella comentando:

  1. marichuy dijo...

    Madis

    "calentar el comal y no cocer los tomates para la salsa"

    Jajá, cómo me has hecho reír con esta expresión

    Y si Brigitte sabía lo que quería y logró obtenerlo, bien por ella. No muchas pueden presumir algo así. Al contrario de ella, gran cantidad de mujeres pretenden alcanzar sus objetivos... arrastrando dos morales y lo peor, Mafis, es que más de un hombre que una creería inteligente... se las compra.

    Abrazos domingueros

  2. Marina dijo...

    Mafis!

    Esa canción es poesía pura. Sabina sí que sabbía de cuestiones de amor.


    Linda la historia de Brigitte. Si es que le fue como quiso, entonces parece que tenía su meta.

    A veces, cuando veo a esas mujeres que sólo trabajan en seducir (y más las que luego no pueden hacer nada con lo que cosiguen), pienso que hay un fondo de inseguridad altísimo para el que ni las mejores conquistas es remedio.

    En fin... el día de los enamorados pesó: benditos aquellos que viven envueltos en la magia del amor. Para ellos, cada día es un eclipse!

    Besos!

  3. Abraxas dijo...

    Yo no conozco ninguna mujer así como "Brigitte"

  4. pez dijo...

    bien por Brigitte

    más si lo que obtiene es en base a picardía e inteligencia

    una vez conocí a una Brigitte, güera, joven, atractiva. convivimos por 15 días, más no le dije nada

    el última día que nos vimos y antes de partir cada quien por su rumbo, le dije cuanto me gustaba

    "¿por qué no lo dijiste antes?" me preguntó

    por pendejo, brigitte, por pendejo, jaja

    ya después me dió hueva hacer un viaje de unas seis horas para ir a verla

  5. Angeek dijo...

    He conocido muchas Brigittes a lo largo de mi vida. Desde el kinder, fíjate tú, ya desde chiquitas destacaban. En mis veinte me producían envidia. Hoy, en plena middle-age las sigo viendo a mi alrededor y me parecen personajes tragicómicos. Tal vez más trágicos que cómicos (lo cómico es porque si te fijas, existen muchas caricaturas de este personaje, v.g Jessica Rabbit).
    Y como alguien comenta más arriba, hay algo de inseguridad tras esa fachada.


    "La seductora se cree inmortal, como la histérica, eternamente joven, y sin porvenir, lo que provoca el estupor de todos, dado el nivel de desesperación y decepción en que evoluciona, dada la crueldad de su juego. Pero precisamente sobrevive porque está fuera de la psicología, fuera del sentido, fuera del deseo....no soporta el peso del deseo Incluso si intenta darse razones, motivaciones culpables o cínicas, sigue siendo una trampa -y su última trampa es solicitar la interpretación diciendo: "Dime quién soy", cuando, en realidad, no es nada, e, indiferente a lo que es, inmanente, inmemorial y sin historia, su poder es precisamente estar ahí, irónica e inasequible, ciega en cuanto a su ser, pero conociendo perfectamente todos los dispositrivos de razón y verdad que los otros necesitan para protegerse de la seducción y sin los cuales, si se actúa con cuidado, no tendrán otra salida que dejarse seducir". (Jean Baudrillard, La efigie de la seductora en La Seducción).

    El gran enemigo de las Brigittes se llama Cronos.

    P.D. Espero que mi comment no se autodestruya en menos de 5 segs. jajaja.
    Abrazos!!!

  6. Fernando dijo...

    A veces es como para cambiarse de sexo dado el simplismo de mis congéneres.
    Qué poco atractivas, y cuánto atraen las Brigittes. Y qué mal reparto de los dones hay en este mundo miserable.
    Mis abrazos, Mafalda.

  7. W dijo...

    Ay mi Mafis.... eso del comal... jajaja... en mi pueblo les dicen más feo (pero hoy no vamos a espantar a los de la vela perpetua)...

    Esa última línea.... tienes toda la razón.... por algo somos amigas... me acordé de lo que platicamos el otro día por teléfono.... ahí tienes un ejemplo clarísimo... jajaja...

    Por eso... yo no niego la cruz de mi parroquia!!!!!!

    Besitos y un abrazo bien apretado por nuestra amistad

  8. incitatüs dijo...

    No hay nada más sexy,
    que la seguridad que muestras en tí.

  9. Alhami dijo...

    .



    ...Es primera vez que vengo a esta casa de imágenes, sueños y cuentulis… vengo como cómplice y wooou esta narra esta de rechupete, leo cosas impresionantes que me dejan perplejo

    He conocido pocas teresas, jaja pero sí, conocí una ke me dejo marcado, era rechula pero la recondenada tenía un carácter de la chingada, caprichosa hasta decir quita, pero es ke ella sabía que era hermosa como ella sola… y todos los desmadres ke producía, calenturienta y fría a la vez, manipulaba los deseos con harta genialidad y tenía total control del termostato… Bueno fue un gran gusto leerte, uuuuf ke legendarias historias viven ustedes las doitoras en los fantasmagóricos pasillos de los hospitales sobre todo en las frías penumbrosas noches de guardia…

    Gracias, hermoso relato… bien balanceado en imágenes descriptivas... me gustó..

    fuerte el abrazo...

    .

  10. jota pe dijo...

    -- mafis! nunca conoci a una teresa como esta pero me hubiera encantado! Por el momento me quedo con este precioso testimonio de alguien que realmente era ella, gusto y un abrazote con bechote!!!

  11. Champy dijo...

    Yo no venía a leerte...solo empecé porque ví mi pseudo.... Investiga.

    Venía a decirte que sonie a tu ninio, me vinó a decir que el mío lloraba mucho, le ordené que permanesca a su lado hasta mi regreso...por si se te desaparece un tiempo ya sabes donde está.

    2046 desde el fondo del mar