• Fragmenta y aligera la carga...







    El movimiento de la boca es fundamental para obtener un resultado óptimo. Desplazo con rapidez y a un solo tiempo la lengua, aprieto los labios para adherirme a su extremo. Relajo el cuerpo, mis manos lo sostienen firmes y al mismo tiempo con delicada precisión; de pronto, impulso el aire a través de la boquilla, entonces, la caña vibra y obtengo un “DO” arrastrado y profundo. El “RE”, que me encanta, es ronco como la voz de su recuerdo.
    Mis dedos aprenden con facilidad a obturar y permitir el paso del aire a través del caracol. El peso del saxofón los primeros días resultaba complicado para mí cuello, en este momento es liviano. Aprendí a reconocer el idioma de las notas, las plicas ya sea hacia arriba o hacia abajo en el pentagrama, me obligan a pensar con rapidez, agudizan mi capacidad de conexión mente-dedos. Los tiempos se vuelven cómplices del ritmo. Un 4/4 impone concentración para obtener un sonido uniforme y prolongado.

    Pactico dos veces a la semana y Cornelio me oye mientras come un terrón de azúcar. Revolotea por el estudio cuando le gusta mi ejercicio. Hoy volvió Emilio, el vecino(sí). Me agrada su boca y el brillo de sus ojos, lo que no, es la melancolía, la cual se le sale por el dobladillo del pantalón. Le dije que no hay que coserse el dolor en la ropa. De inmediato recogió del piso algunos clavos.
    -No te claves con lo mismo –le reclamé.
    -¿Tú, no lo recuerdas? -me retó.
    -¡Claro! Pero ya no lo cargo. Lo guardé desde hace algunos meses en las teclas del ordenador. En ese lugar es más útil -incliné la cabeza hacia la izquierda para observar mejor su reacción a mis palabras.
    -Ella también está en mi ordenador –comentó con tristeza.
    -Que la mate el asesino. Que se case con el peor político. Que pierda los cinco sentidos y enloquezca de sentido común. Que la amen muchos hombres y ella no aprenda a amar a ninguno. Que se sienta vacía. Que prostituya su tiempo y done su cuerpo al más terrorífico anfiteatro. Que no den crédito a su palabra y le regalen mentiras. Que se le amargue la lengua y se le endulce la nuca. Que te ame en secreto y lo divulgue la prensa -mientras le daba el consejo, Cornelio se colocó en mi hombro derecho, dándome la razón.
    -Jajajá. ¿Todo eso le hiciste a ese hombre? -contestó. Luego, llamó al colibrí con la palma izquierda hacia arriba; Cornelio no dudo y se dejó acariciar.
    -No existe algo que se compare al placer de sentirse por un momento en ventaja. De ser tú quien manipule los hilos de esos títeres imaginarios. Razonar cada gesto, borrarlo si te desagrada. Levantar la medalla de triunfo -cuando le decía esto, recordé por un instante el montón de pestañas que perdí en los laberintos del insomnio.
    -Los personajes de un relato cobran vida, ellos me enseñan el camino –me contradijo burlón.
    -Lo que te corresponde a ti entonces, es crear el ambiente óptimo o complicar la ruta. Juega con ellos, instala trampas. En la medida que los muevas en medio del escenario, te enfrentarás con tus demonios. Cuando menos te des cuenta, ella estará ya sea en los ojos, o en el pelo, o en la voz, o en los gustos, de alguno de tus protagonistas. Ya no será … ¿Cuál es su nombre? - antes que me contestara, caminé con una tiza verde en la mano hacia el pizarrón donde practico mis notas-. Dime su nombre para anotarlo en la pizarra de ideas -lo apresuré.
    -Isabel -dijo en tono apenas audible.
    -Isabel; serán los ojos de Isabel o sus labios, o su pelo, o ...
    -Ya no será totalidad sino fragmentos –me interrumpió en voz baja.


    Antes de ir a dormir, Cornelio y yo, miramos por la ventana del estudio el jardín de margaritas. El abedul, ayudado por el viento, les cantaba una canción de cuna. Se durmieron complacidas.


    ACTUALIZACIÓN:


    LUMPENPO ME INDICÓ SUGERENCIAS Y PUNTUALIZÓ ALGUNOS ERRORES. GRACIAS, SEGUÍ EL CONSEJO. ¿QUÉ TAL QUEDO MI AMIGO?



    FIRMA: Un ser de este mundo







    ______________________

23 locos como ella comentando:

  1. W dijo...

    Mi Mafis querida....

    Saxofón ????...... no lo sabía.... wow.... luego me estrenas como audiencia!!!!

    Me encantó !!!!!

    Qué manera tan deliciosa de describir su melancolía....

    No podría seguir ese consejo.... yo espanto mis demonios encerrándome en un cajón.... y ahí me quedo, bien quietecita, sin moverme....

    No soy nadie para decírtelo.... pero tu escritura va hacia arriba constantemente.... :)

    Besos amiga

  2. LUMPENPO dijo...

    Un texto sutil como la punta de una daga. Es verdad, escribes mejor, sólo me confunden los diálogos, quién habla y quién responde, tal vez con un "respondí", "me dijo" o alguna referencia, por lo demás me encantó, sencillo, redondito, con un final de satisfacción. (Quítale los dos puntos, están de más).

    Saludos a Cornelio.

  3. LUMPENPO dijo...

    Ya quedó, sin confusión, cada personaje con su voz. la letanía está muy bien, insisto el final me parece un excelente remate.

    Saluditos.

  4. marichuy dijo...

    Mafis

    Me encanta cuando Emilio, casi asustado, le dice a Ateh: "¿Todo eso le hiciste a ese hombre?"

    Acaso está previniéndose?


    Y luego, las primeras líneas:

    "El movimiento de la boca es fundamental para obtener un resultado óptimo. Desplazo con rapidez y a un solo tiempo la lengua, aprieto los labios para adherirme a su extremo. Relajo el cuerpo, mis manos lo sostienen firmes y al mismo tiempo con delicada precisión... "

    Ay tú, mente voladora la mía, pero me pareció muy sensual.


    Me gusta, me gusta; cada vez va acercándose más este par. Aunque temo que la cocción de este platillo será sin prisas, lo cual le pone más emoción (pero aquí Madame Desesperé... ya quisiera ver más acción, jeje)

    Un placer leerte

    Un abrazo

  5. jota pe dijo...

    -- que bella musica la de tus palabras; me parece realmente bello el sonido de un saxofon, como un pato cantando, jojo!; en serio, este texto mas que derrochar ternura derrama pasion, una pasion contenida en notas de confabulacion silenciosa, de esa musica que sabemos salen de los amores complices, mis felicitaciones mafis

  6. e. r. dijo...

    Hola, Mafalda.
    Este es uno de los mejores relatos del blog.
    Saludos

  7. Ayyy Mafaldis a este paso me estoy convirtiendo en Mafaldifóbica. Qué manera la tuya de escribir.
    Yo, sinceramente te digo, no soy nada letrada y no sé ni por donde comenzar para decirte como me gusta, lo que escribes.
    El comienzo fantástico, hasta andaba pensando en otras cosas, menos en el saxofón,jejeje.
    Eres profundamente poética para escribir y eso a mí, me facina.
    De verdad, sin querer sonar a lamebotas...me encantó. Y si sueno así...pos nimodos.
    Un abrazo Mafalda.

  8. Ahhh y yo, ahora que me cambié a vivir al Defeño, no tengo un vecino(SI),sino una vecina que ayyy Diooo!!!

  9. Me regresé porque estoy tratando de intelegirle a tu blog de enseñanza pa escribir, y encontré esto:
    "El cuentista tiene que ser un buen lector de poesía, pues el poema es el género primo hermano del cuento. Ambos trabajan a profundidad, ya sea hacia arriba o hacia abajo, como dice Cortázar. El poema comprime sus recursos, a meno que se trate de un poema épico (de eso no estamos hablando). Un verso trasmite una idea, lleva una imagen y tiene un ritmo, tres elementos importantísimos para el cuento."
    Por lo que aunque no soy letrada en estas cuestiones y además soy bastante atarantada, confirma que YO tengo razón cuando te digo, que tus cuentos están plagaditos de poesía, por eso me encantan.
    Bueno, ya mi voy. Oye a ver si me dices donde además de tu blog, puedo encontrar en la zona de la del Valle un taller de cuento y poesía. A mi me late que sabes.
    Bueno otro beso.

  10. Sonia. dijo...

    Estoy molesta con BLOGGER, no se por que, pero no me avisa de tus actualizaciones y eso me molesta de sobremanera, voy a poner mi queja ante lgun comite que seguro habra... como sea.. ya legue.

    Sabes?, me identifico mucho cuando hablas sobre el aprendizaje y las sensacion de de conocer el instrumento musical, ya sabes mi historia pero lo describes muy excato y me encanta.

    Lo que si me ha pegado como tubo y creo que esta noche ayudara a mi insomnio es cuando empiezas a tocar el tema de clavarse con las cosas... el dejar ir.. aaauuucchh!!! muy profundo y no te aburrire con eso, pero me llego de manera diferente.

    Muy padre historia, cuento anecdota... que es?.. no se!, esta de pelos!

    besitos muñequita

  11. Sonia. dijo...

    ya segui la insruccion!!

    a ver que pasa, espero que quede solucionado.

    gracias.. un beso

    ahora me voy hasta que acabe la cancion, no puedo irme asi nomas.

    .
    .
    .
    .
    .

    ok.. ya


    bye!

  12. Mafalda dijo...




    W:

    No sé si mi escritura va hacia arriba, de lo que sí estoy segura es que mi instinto va mejorando. Gracias por los saludos y los besos mi amiga W.

    Lumpenpo:

    ¿Sabes? Cuando inicié hace algunos meses (a punto de cumplir un año) en un taller de cuento y microficción, me sentía agredida cuando, sin contemplaciones ni buenas maneras, me indicaban mis errores. Me enojaba. Esto de las letras y los grupitos literarios es curioso.
    Pertenezco a un gremio (médico) donde la vanidad forma parte de usos y costumbres. Y de pronto, me decido, después de muchos años de escribir en libretas ideas sesudas o pseudofilosóficas (la soledad, el desamor, la misoginia, el ser, el tiempo y sus limitaciones, la muerte, etc.) llevar en forma un taller. Descubro que se trata de otro gremio vanidoso, distinto ¡claro!
    Siempre he sido rebelde y burlona. No me gusta la pacotilla, odio los cuellos tiesos y las poses. Tal vez mi posición despreocupada y relajada me ayuda a quitar la tensión, primero a mi, después a los que me rodean. En ocasiones soy franca rayando al cinismo, y que ironía, en el taller he sido comprendida y aceptada. No soy intelectual, no soy culta y me encanta mirar y platicar con los intelectuales y cultos, sentirlos relajados ante mi presencia y, por momentos, ayudarlos a quitarse el peso del disfraz.
    Como te decía, he sido aceptada pero no por alabarlos ni por ser encantadora, tal vez por ser yo.
    Ellos me enseñan el por qué de los señalamientos en mis textos, y poco a poco voy entendiendo y bajándole a mi orgullo, aprendiendo a ser autocrítica.
    Me veo –con tus comentarios- sentada en el aula. A mi lado izquierdo está el ventanal por donde se asoma un hule de hojas brillosas; a mi lado derecho la pizarra en espera de reglas gramaticales. Sobre la mesa cuatro ceniceros y textos de los talleristas y tú, Lumpenpo, corrigiendo con calma mi cuento.
    Gracias.

    Marichuy:

    Jejeje, mi Marichuy. Pero si la vida es complicada hasta en lo sencillo que es iniciar una relación.
    Pero bueno, ya verás pronto qué pasará.
    Que bueno que te gustan mis locuras.


    Jota pe:

    ¡Chanclas! ¿Un pato cantando?

    O_0

    Mmm…
    Jejeje, es que un pato no se me hace nada sensual.
    El Sax con ese sonido rasposo y arrastrado siempre me ha gustado. Me encanta como defines mi texto. Gracias.

    e.r:

    : )

    Me alaga que venga de ti este comentario. Gracias.


    Mariposita:
    ¡Cochinota! Siempre pensando en esas cosas ¡caray! Jajajá…
    No lo siento como lamebotas tu comentario. Y además, yo no soy Borges, Onetti, Maupassant, ni Pessoa, ni mucho menos Heidegger ; en fin ni tantito soy como ellos para que te sientas de esa forma. Lo que sí soy es bien visionuda jejeje, eso de andar viendo pajaritos y escribir acerca de eso jajajá.
    Ya leí lo de tu vecina. Chale, yo soy solapa, no tengo vecino guapo, ni vecina latosa, ni fila de encantadores pretendientes (y eso que no soy fea, lo que si soy es bien mula jejeje).
    Veo que ya fuiste a mirar mi cuaderno del taller. Intento seguir los consejos que me dan los libros y mi maestro.
    Ya te envié la información a tu correo, recopilaré otros lugares para que elijas donde te conviene más.

    Mi Sonia:
    Ya pasé a explicarte en tu blog lo que ocurre y eso de los feeds. Espero que se haya arreglado.
    Clavarse o dejar ir, un dilema difícil. Yo logré escribirlo, sacarle provecho, fue mi terapia. A lo mejor te ayuda, a lo mejor no. Cada uno de nosotros somos diferentes. Hay quien se clava en tonterías, se engaña inventándose realidades (novios, pretendientes, pasiones) . A mí me funcionó inventando EN MIS CUENTOS tragedias. Después vino la paz. Él aparece en cachitos en mis textos, pero ya no duele, me ayuda en esta búsqueda de mi persona.
    Si lees poco a poco el desarrollo de la historia y te vas de corrido a través de los meses, descubrirás la respuesta a esa duda: “cuento o anécdota”



    Mafalda.

  13. Champy dijo...

    Estoy..... sorprendido.

    Tanto tiempo viendote por aquí y por allá y no leerte como mereces....

    Me encantó que lo releeré varias veces y vuelvo con mis ideas claras.

    2046

  14. Champy dijo...

    Ay siento una pena enorme!!!!

    Estoy recordando que tu me vistaste una vez cuando me dió dizque Influenza!!!

    Creeme, mereces 2046 disculpas desde entonces, pero a eso no venía.

    Pero ya que estoy aqui dejame te cuento.

    Hace cosa de 2 ó 3 años que empiezo a padecer problemas (ya severos) de memoria, cada que voy a CheckUp les digo pero los desgraciados no me hacen caso, estoy por ir nuevamente y ahora si armaré un tango que me atienden porque me atienden....el caso es que vagamente yo recordaba que una amiga de mi COMADRE la Chuchis, Doctora, me habái visitado y aconsejado manifestarme en el IMSS, pero espero comprendas que esos días que recibí tu consejo andaba bien dopado, y cuando me repuse tuve en mente agradecerte tu amable visita y tus valiosos concejos...... Ahora entiendes lo de mi memoria....

    Hará cosa de un par de semanas que hablando con aquella por cel me dice algo así como:blablabla mi amiga la doctora bla blabla...y mis antenitas de vynil me hicieron tic tic tic...y decreté localizarte para darte 2046 agradecimientos y ponerme a tus ordenes.

    En estos momentos estoy de ocioso, picandole aqui y allá, haciendo corajes en La jornada y carcajeandome con...y vine a dar aqui.

    Te leí.

    Que me gustó?

    Definitivamente la historia, pero siempre he considerado que un historia sin un estilo adecuado de nada sirve, y tu estilo me agradó demasiado.

    A donde me llevaste?

    A mil sitios, yo no quería, pero así fue. En alguno de esos sitios debo confesar que me dió miedo, ví una charola de plata Luis XV con una cabeza ("su cabeza") con esos ojos abiertos, "sus ojos"....y mejor me levanté de mi lugar y recapacité y alabé lo que habías conseguido!!!

    Me encanta Cornelio, y surgen algunas inquietudes...porque Colibrí? Le puedo dar el significado inmediato y literal...pero porque escogiste esa forma? vamos Yo tengo un gato, y es persa, y tengo bien claro todo de él...un gato es..."normal"...pero un Colibrí????? Me llama mucho la atención.

    Y el inicio es maravilloso eh!! te fijas que loco yo!!! Empiezo por ningún lado y acabo por el inicio!

    Me agradó tu vuelta de tuerca, simpática y muy genuina, yo te creí.

    Mi hermana (mas orata que yo) toca Sax, bueno ni te creas pero es otra mas de sus mentiras que hasta yo le creo!

    2046 Agradecimientos sinceros.

    2046 Besos respetuosos.

    y nomás.

    2046

  15. Kix dijo...

    Hoy sí casi me suelto a llorar al entrar a tu blog mi Mafis... :-( La majestuosa rola...!!

    Eres una linda, sí, las últimas fotos que puse en el facebook son de la tocada de mi sobrino del alma. ¿Cuándo nos vamos a ver?

    Te dejo un abrazote!

  16. LUMPENPO dijo...

    Mafalda, me halagan tus palabras, no ha llovido por acá, después de cuatro días intensos, entonces leo tu respuesta y presiento la lluvia, ojalá, así los campos florecerán y habrá maíz. González Martínez era médico, lo mismo Elías Nandino, mi preferido Jaime Sabines, Herman Bellinhausen y hay otros más...Las últimas generaciones de escritores son talleristas y, si son como una élite, ahora es de preguntarse ¿en qué taller estás? como decir ¿en qué universidad estudiaste?. Cuando me dí cuenta que no escribía bien (todavía no lo logro) pedí que leyera mis textos una gran profesora dedicada a la difusión cultural de la universidad donde estudié y no leyó nada, era poeta, pero me regaló una beca para un fabuloso taller con Raúl Renán, en ese tiempo el mejor tallerista de México, asegún decían. Aprendí porque me dí cuenta dónde estaban las fallas y que escribir poesía tenía sus reglas, verso libre, pero no libertino, se leía a los grandes, después texto de los aprendices y todos hablaban menos el susodicho y si quería aceptar bien, sino no había problema, cuestión de cada quién, no había réplica. Funcionaba bien el taller, estuve dos periodos de ahí nació mi respeto y admiración Por Renán, nos llevó de la mano a conocer a otros poetas maravillosos, fue un verdadero placer aquel tiempo. Entré a otros talleres con otras personalidades, pero no me convencieron tanto como aquél. Mis derroteros se fueron por otros lares. Dejé de escribir. He retomado esto en dos ocasiones, ésta última a raíz de una necesidad de afrontar circunstancias difíciles. Creo que escribir poesía es una tarea nada fácil porque se trata de uno mismo, son nuestras ideas, pensamientos y sentires, quedamos como desnudos frente a otros; mientras que la ficción es eso, una gran invención de personajes, ambientes y acciones. En la poesía no se miente nos declaramos como somos. Yo te leo y encuentro una visión muy personal, basada en situaciones también personales, eres el personaje de tí misma, esto pasa en la poesía, por ello esa frontera entre lo que escribes y la poesía se tocan, por eso digo que tienes madera, ensaya, se te dan las imágenes porque eres observadora, si la aguzas encontrarás la veta y aquello que los poetas, si logro serlo algún día, intentamos penetrar, descubrir, es decir, la esencia, espíritu o que se yo, ese algo. Además tienes la sensibilidad que te brota por los dedos para teclear, suprimir, teclear y suprimir hasta dar con el sentido oculto de las cosas.

    Disculpa este largo escrito, pero así salió después de leer tu respuesta. Gracias mil, ojalá llueva.

  17. Mafalda dijo...




    Champignon:

    Tu humor agudo e inteligente siempre me sorprende. Leo tus comentarios con la comadrita Chuchis (como tú le dices) jajajá, y siempre me dejan un buen sabor de boca. ¿Agradecer?, si no hice más que darte un consejo, que por cierto funciona de mil maravillas jejeje, eso de ir y armar un pedotote a cualquier servicio de salud y amenazar con demandar, mueve fronteras, te lo dice quien lo ve con mucha frecuencia.
    ¿Dices que padeces problemas de memoria? ¡No inventes! Imagino si no padecieras, sabes mucho de libros y cine. Te recomiendo que continúes lee y lee y lee, es una manera de contrarrestar la méndiga ateroesclerosis cerebral.
    Con lo que respecta a mi escrito. Jejeje, veo que te intriga lo del colibrí. Hace algunos años un vecino anciano rehabilitó a un colibrí herido, un día uno de sus hijos me solicitó ir a checarle la presión al viejo. Mi sorpresa fue mayor al mirar al ave reposando en el respaldo de una silla, así como si nada, y más me sorprendió saber que vivía en la casa sin tomar vuelo. El viejo…sobrevivió 6 meses después de mi visita, luego de que el hombre murió el colibrí también. Por eso se me ocurrió poner un colibrí como compañero de Ateh, recordé esa anécdota.
    Oye, que chido que le mochaste la maceta a la(el) méndiga(o) jajajá, y que bueno que también te ayudó.
    Champignon, en ocasiones me demoro en contestar los comentarios. Trabajo como si tuviera varios hijos que mantener y no tengo ninguno. Además, si me meto al leer blogs en el tiempo que tengo libre, no termino mis cuentillos, no leo y ahora también tengo que estudiar mis notas. Así es que tenme paciencia ¿vale?
    Te envío saludetes.

    Kix:

    ¿Por cuál canción? Imagino que la de Pink Floyd.
    ¡Ah! Entonces si son esas fotos, oye te quedó bien el corte de pelo, te ves bien mija. Tú avísame y nos tomamos una chelas.



    Mafalda

  18. Mafalda dijo...


    ...
    Lumpenpo:

    ¡Auchhh! No me presiones mi amigo jajajá. Lo digo por eso de que: “González Martínez era médico, lo mismo Elías Nandino, mi preferido Jaime Sabines, Herman Bellinhausen y hay otros más…”, ¡que crueldad caray! Jajajá…
    Llegué a este taller de puro tino. Un día me metí al internet para buscar talleres literarios; en la fecha que lo decidí, la gran mayoría ya llevaban algunas semanas de inicio, entonces, miré una promoción de re-inicio por enfermedad del maestro, me dije: “este” y fui a informarme. Con eso te digo que llegué a pagar y le dije a la chica de la oficina: “¿Cuál me recomiendas, este de cuento o el de novela?”. Imagino lo que pensó la mujer, pero bueno me inscribí al Taller de cuento y microficción que imparte desde hace varios años el escritor Guillermo Samperio.
    Reconozco que no había leído a Samperio, un día previo al inicio se me ocurre poner su nombre en el buscador de google, ¡sopas perico! Miré su trayectoria y mi corazoncito de inmediato se aceleró, lo primero que pensé fue: “y yo que pitos tocaré ahí”. Estuve a punto de no ir, pero bueno, no me achicopalé y con mi típico engallogamiento (que no lea esta palabra Samperio si no, me envía con su amigo Pluscuamperfecto Lubridio Apertura de la Mesa Redonda) me lancé a la experiencia. En unos días cumplo un año. Tienes razón Lumpenpo, descubrí que escribir es un arte, no se trata de inspiración como única herramienta. Aún le sacamos canas a Guillermo, pero con enorme paciencia revisa y corrige. Así como en tu taller, aquí no hay réplica. El tallerista lleva su texto que es leído en silencio por los demás, está prohibido que el escritor del cuento hable, defienda o intente explicar algo de su relato. Al inicio no entendía el por qué de eso, incluso me encanijaba. Con el tiempo lo comprendí en su totalidad. Aún me siento rara conviviendo con periodistas, con licenciados en letras clásicas, diplomados en creación literaria, etc. Llegan algunos becados de Argentina, o de algunas revistas latinas; me resulta interesante escuchar cuando se presentan ante todos y mencionan su amplio currículo; semanas después llevan su primer texto que pasa por la mirada crítica de Guillermo. Algunos lo superan, MUCHOS no.
    Esta historia que ves en mi blog, es algo bizarro, mezcla de realidad y fantasía.
    Mis cuentos –desde que entré al taller- casi no los publico. Hubo oportunidad de publicar algunas narraciones en un blog colectivo, cometí un error de principiante ante personalidades diferentes a mi (no hablo de que yo escriba mejor que ellos, o que me sienta fregona y que ellos son tontos, o que me dan pena ajena) ; te decía en la respuesta tu comentario previo que soy burlona, que intento quitarle pacotilla al asunto, de eso se trata la diferencia. Lo malo es que la ambigüedad no se me da.
    Este, mi blog, me sirve para desfogue, práctica y para conocer gente interesante como vos.
    Me dices que se me da la poesía y yo te digo que me encanta leer poesía, le tengo respeto. Si algún día me animo, tú, Lumpenpo serás mi maestro, ¿vale?
    Saludetes.



    Mafalda

  19. Champy dijo...

    No se... algo así me imaginaba de leerte por aquí y por allá, en alguna ocasión le dijiste al Sensei que estabas de guardia y escuchabas Tomita y.... te ví así, como te describes, inquieta y administrada.

    De antemano, debo reiterarte algo, no me contestes si no es necesario, (por aquello de no quitarte tiempo) mi trabajo es muy estresante y utilizo esto de la blogeada y la chaleada durante mi tiempo laboral para desestresarme en el transcurso del día, pero soy conciente que la gente trabaja...toy medio loquito, yo solo me pregunto y me respondo, así que si no contestas ni creas que hieres mi sensibilidad eh! Aguanto vara, ahora que si te quieres meter al chal, pos que chido.

    Te digo una cosa y no es loquera?

    Yo quiero un colibrí domesticado.

    Ahora sabes que es lo que me intriga?

    Tu vecino.

    Visitaste el Niravana y no se si fuiste conciente de ello. Ese hombre debió vivir la última de sus vidas a lado de Cornelio.

    Cornelio era su pareja reencarnada.

    Que apuestas?

    Outch... te juro que le he mochado la cabeza y la he puesto en bandeja de plata, le he arrancado el corazón y le he sacado los ojos y los he licuado y se lo echo al perro de la calle, hasta los guevillos le he arrancado y se los dí a un cuervo que me rondaba en ese tiempo....y nada funciona.

    Una vez, mi mejor amiga y casi hermana, la que te digo que dice que toca el Sax (te diría que te la traigo pero por tu bien es mejor que no la conozcas)..... ay me da pena contarte barbaridad y media de seres desquiciados, mejor nop.

    Bien por ti.

    2046 Bendiciones.

  20. Gus dijo...

    Wow! Grato encontrarme con tus palabras.

    Hace como diecisiete años escribía: "Y la palma, animada por el viento, le cantó una canción para arrullarlo".

    Dicen que las coincidencias no existen.

  21. Guaaaaaaaa que delicia leerte y quñe gusto que ya estoy a gusto después de meses de sentirme triste y sin fuerza. Me estoy retomando y te mando besosososos
    Yop

  22. Mi Mafis, no hay nada que hacer... ¡¡Cada vez mejoras más!!...

    Estoy seguro que tendrías buen éxito como escritora profesional... No se, talvez en algún cercano futuro...

    Me agradó eso de los demonios... Talvez porque de cuando en cuando yo también me los encuentro en el camino...

    Un abrazo...

  23. incitatüs dijo...

    Como las notas en do o re o en las más nostálgicas que puedan entonarse. Como los pedazos de Isabel o como se llame incompletos de ojos y labios y piel.

    Sí, ésta vez Ateh y Cornelio tienen razón, y como Emilio, yo creo que ya no estará completa.

    ...