• RECUPERANDO EL EGOISMO EN PEDAZOS






    Tal vez por eso estamos tan muertos y al mismo tiempo tan vivos, porque cada anochecer nos aniquila y nos redime el alba. Lo mejor de todo esto es que he descubierto -con grato sabor a felicidad- que aún permanece intacta mi entrañable capacidad de asombro, de la mano de mi absurda valentía.

    Sí, es absurda, no le encuentro sentido a esa rara necedad de permanecer en este lugar, donde por momentos me embarga la duda y el desconcierto. Permanecer en el camino, despertar por las mañanas y subirme al camión que atraviesa las veinticuatro horas del día, con el peso cargado sobre mis hombros, realizando sola el recorrido de la vida. Así, en un subir y bajar he permanecido desde el 31 de marzo. Ese día murió alguien y nació algo. Ya no puedo ser la misma después de descubrir el verdadero valor que le dan la mayoría de las personas a eso que llamamos “verdad”.

    Se detuvo el tiempo ese último día de Marzo. Me he internado aún más en mi misma; todo ha transcurrido en cámara lenta. Hace unas semanas, logré salir de mi encierro voluntario a fuerza de grito interno y de rabia contenida. Mis viajes hacia la Huasteca Potosina y después a Cancún Quintana Roo, me fortalecieron.

    Lo cercano y lo alejado resultaron ser de una extraña manera dos puntos de unión determinados por un teclado de computadora. Las conocí leyéndolas y tecleándoles comentarios. Ahora, tengo el conocimiento de la cercanía física, las miré a los ojos, las abracé; compartí charlas y cervezas en la calidez de la playa y caminé con ellas. Curiosidad que se desbordó en confirmación de mis expectativas. Angeek y Juana Gallo son lo que imaginé. Angeek es una Dama en toda la extensión de la palabra. "Para Mafalda yo era como Elena Poniatowska", menciona Angeek. Lo eres mi Dama eso lo corroboré; portas el conocimiento en la mirada y en la piel. Fumadora empedernida, como su servidora, y con una biografía envidiable en amplitud y experiencias. Juana Gallo, en su menudez, esconde una fuerza envidiable, su huella pequeña la ha plasmado en tierras lejanas y su esencia profunda de mujer tatuó corazones.

    Juana, me has hecho comprender que si no nos enfrentamos a nuestros fantasmas, estos nos perseguirán. Juntas, Angeek y Juana golpearon mi realidad; mostraron cuán árida he permanecido durante tantos años. Ambas mujeres extraordinarias han vivido con pasión; a su lado mi vida se muestra tan plana, que me avergüenza seguir en el mismo cauce. "Di lo que sientes Mafalda", me dice Juana; "escribe sin huir, cuéntanos tu historia".






    La historia que contaré le viene bien a muchos y también a aquellos que, a sabiendas de lo doloroso que es vivir, aún así, se arriesgan a todo.
    Tengo pocas fotografías de él, las miro tanto que incluso he descubierto gestos que desconocía. Leo su mirada en forma constante para intentar descifrar ese desamor que habitaba y que nunca logré descubrir. Yo que he practicado el idioma de la mirada (idioma que he bautizado con el nombre de tangencial) no logré o tal vez no quise advertir la verdad durante nueve años. Por momentos escondo enojada las fotos; abro mi cajón con chapa y las arrincono en lo más profundo, allá en el fondo, antes que me pierda en sus ojos. Llega a mis oídos el recuerdo de su voz y me escondo en cualquier lugar a solas: escribo cualquier cosa para huir de la realidad. Ha sido inútil, porque la realidad se impone grosera y burlona en cada frase, en cada palabra.

    Dicen que escribir es un ejercicio de alquimia, que consiste en alterar los recuerdos para confundir la realidad que los inspiró. Como te darás cuenta, amor, a mí no me funciona, aún así apareces escondido, apareces entre líneas o simplemente apareces. Yo me limito inútilmente a hacerte un lado, a mirarte con el rabillo del ojo y fingir que no pasa nada, que no me duele. La soledad, sin embargo, nos sitúa frente a nosotros mismos, entonces, sentada a solas en mí eterna cafetería, con un cigarrillo en la mano, entiendo que no debo obligarme a cargar con tanto deseo que no se cumple y que sólo muele mis huesos.
    Existen misterios en esta vida tan cerrados que el cerebro humano no logra meterles uña; uno es la sustancia de que están hechas las ideas, otra más es la magia sensorial provocada al admirar un arco iris, pero ninguno tan asombroso como el de la felicidad, ese vicio del humano de colocar su dicha entera en manos de un semejante. Ese vicio también de dedicar años y más años para lograr que, ese semejante, te conozca; sin tener la precaución de conocerte antes a ti misma. Pero lo peor llega después, cuando esa persona sabe todo de ti, ya no eres un misterio para él, ya no hay sorpresa y, entonces, no sabe manejar la rutina. Sí, así es la rutina, esa vieja infeliz que llega y se aplasta a un lado; se convierte en baba putrefacta. Por último, el semejante, que ya sabe todo de ti, desaparece; se va a descubrir otros misterios, con el hambre insasiable de un lobo, llevándose entre las patas tus sentimientos.

    "Tú qué sentías cuando lo abrazabas, Mafalda", me pregunta Juana; ""Existían momentos en que él se acunaba en mi pecho, mencionando:“qué bien se está aquí, que tranquilidad”", le contesto; "¡No, no, Mafalda! yo quiero saber lo que sentías tú", me insiste Juana; "Una felicidad que aún no logro descifrar", le respondo; "Eso es lo que importa, lo que tú sientes, de hoy en adelante lo más importante eres tú y solamente tú; si él ya no te ama más, eso no importa, importa lo que tú sientes, sólo eso". Amiga Juanita, qué gracioso es descubrir que las mayores crisis surgen por lo que se tiene, más que por lo que se es, aunque con demasiada frecuencia se confunde el tener y el ser.


    Miren esa arena blanca, fina por la que caminaron mis pies cansados. Allí en ese lugar hermoso, conocí a dos mujeres maravillosas, además reconocí mi falta de amor propio, la dosis inapropiada de egoísmo equilibrado que perdí durante nueve largos años, depositándolo en un semejante que nunca adivinó qué hacer con esas dos grandes cosas. Pensarás amor que es mentira, que yo tuve una actitud egoísta hace algunos años; cuánto reproche por el TERROR que me invadió, ese miedo de repetir la historia de mi madre.

    Mi trabajo consiste ahora en alimentar y aumentar la dosis de egoísmo; no me interesa otra cosa más por el momento.

    “A mi me gustas así, como estás, como eres, con tu longuita. Yo sería capaz de casarme contigo”.  Este piropo lo recibí hace unas semanas. NADIE le hace ningún favor a Mafalda por fijarse en ella. Yo he sido y sería capaz de decile a tantos que no, que no me casaría con ellos.

    Sí, así soy, medio llenita y compacta pero bien locuaz, chingona, trabajadora y necia. No ando buscando, ni necesito, ultimas oportunidades, ni mucho menos ser parte de las mismas. No quiero aferrarme -a ciegas- a alguien para no recordar, para no sufrir, para no estar sola. Sé estar sola! Ahora tengo que recuperar el gusto y el disfrute de mi soledad.

    Seguiré expresando mis sentimientos, podría hacerlo de esta forma o con historias donde aparezcas tú; o no contar nada durante meses. Y, tal vez un día deje de doler el alma, esa que me robaste y que anda, sin razón, extraviada quién sabe dónde.  Si la encuentras, ¿me la envías por favor?



    “Dolor jovial de perder
    las cosas idolatradas.
    Dolor que cuesta la vida
    a veces,
    y a veces no cuesta nada.
    Le dije una vez: te quiero,
    como nunca lo había dicho
    ni le volveré a decir.
    Le dije desesperado
    porque sabía que muy pronto
    otro se lo iba a decir.
    Le dije desesperado,
    más no me he de arrepentir.
    La quise tanto, la quise
    porque llevaba en los ojos
    una brizna de infinito,
    por sus cabellos castaños,
    por su boca
    bárbaramente desnuda
    la quise, la quise tanto….
    Más la quería tanta gente
    a la vez,
    que me dije: no es plausible
    el ofrecer
    si la quiere tanta gente-
    cosas que no ha menester.
    Pensé matarme myself
    entonces,
    más no lo hice, porque
    me pregunté ¿y para qué?
    Abismado en el dolor
    me dejé crecer las barbas
    porque ese límpido amor
    gustaba reírse de ellas,
    que las barbas fueron siempre
    -dicen- solaz de doncellas.
    Dolor jovial de perder…

    “Romance del perdidoso”
    (Renato Leduc)






    FIRMA: Un ser de este mundo






    __________________

24 locos como ella comentando:

  1. FENIX dijo...

    Algùn dìa dejarà de doler, solo quedara como recuerdo... una cicatriz.

    saludos !!!

  2. Juana Gallo dijo...

    Mafalda...

  3. Angeek dijo...

    Un abrazo!!! Dos!!! Tres!!! Mil!!!!

  4. W dijo...

    Mi querida Mafalda...

    He de decirte (contra lo que pudieran opinar los demás) que este es el mejor post que has escrito... y no es que los otros sean malos pero aquí está la verdadera Mafalda, directa y sin tapujos.

    De tus líneas la que más me ha impactado (porque lo ha hecho siempre) es :

    ese vicio del humano de colocar su dicha entera en manos de un semejante

    Creo que pocas personas alcanzan a lograr una felicidad plena sin depender de los demás... y es que al fin de cuentas somos demasiado humanos e imperfectos...

    Te felicito amiga.... y lo hago porque veo que ya puedes hablar de esto.... y creo firmemente que al hacerlo se van a ir curando poco a poco esas heridas.......

    W
    PD perdón por la llamada despertadora.... jajajaja.... espero que hayas podido descansar

    PD2 ya.... pongámosle fecha !!!!

  5. santo dijo...

    vaya vaya mira que siempre me haz sorprendido y que se de antemano lo valiosa que eres de eso no tengo duda pero me alegra y me da gusto tu fortaleza de mujer vaya que se necesita algo mas para serlo no habia leido algo asi aqui y siempre es bueno leer algo que sucedio a alguien que que se aprecia aunque no se conviva.
    saludos y abrazos mafaldiux :)

  6. Lo más terrible que me pasa, es leer, terminar, entender y no saber que decir, no saber por donde empezar a abordar el tema en cuestión, porque me invade una ola rara de emociones encontradas entre tu experiencia y mi ayer, cuando lo que hago es ahogarme en sentimientos de afinidad.

    Pareciera Mafis que te estas saliendo de estas líneas y con un cigarro en mano con la mirada en la mía, me lo estas contando a cuenta gotas eso que te impide ser libre, ser verdaderamente libre para ser feliz, feliz con la plena conciencia de saberse única en el mundo, con autoestima 10 sobre 10 y bella para los demás.

    Mafis ya despiera el sueño, el mal sueño debe ya terminar, debes abrir tus ojos para mirar el brillo del arco iris, debes despertar para sentir en tus manos la suavidad de la textura de las flores, debes despertar querida amiga para sentir en el corazón de tu alma, el suave arrullo del Todo en tu vida, del espacio, del niño, del anciano, de la brisa, la lluvia, el sol, tomando de ello su sabiduría para regalar sonrisas sinceras sin resentimientos, sin olvidos, limpia.

    Me impresionó lo que hoy leí aqui, eres tú hablandonos, a quienes hemos venido a visitarte, hoy encontré aqui a la Mafalda que busca salir y ser libre de ataduras, de recuerdos-

    Amiga pues hazlo

    FLOTA............
    y si no es mucho pedir, dejame que lo haga contigo.....

    con un enorme cariño

    Ne

  7. Kix dijo...

    Mi admirada y querida Mafaldita: Este es el post que más me ha gustado y mira que lo que posteas normalmente es difícil de superar. PEro este como tal viene del fondo de tu ser y simplemente me conmovió hasta lo que le llaman alma. Eres admirable, eres super fuerte y una excelente mujer, además de estupenda profesionista. A mí me diste después de que nos vimos una paz y tranquilidad que no tienes idea. Gracias a tí he podido pasar esta semana super tranquila y me siento como renovada después de verte.

    Me parece excelente que nuestras dos queridas compañeras Juanita Gallo y Angeek te hayan dejado una huella, porque así hay personas que dejan huella y de eso se trata la vida.

    La verdad es que conocer a personas como tú es increíble. Yo te mando un super abrazo y me encanta que compartas esas cosas con todos nosotros.

    Ah y por último: ¡Qué pendejos pueden ser los hombres en ocasiones!

  8. Mafalda,

    Tengo que concordar con lo que expresan W y Kix, este es tu mejor post, porque te refleja a ti, tal como eres... Creo yo que hay que dejar salir lo que uno siente... en mi caso creo que a veces es demasiado obvio, pero no me importa, a pesar de las dificultades porque es lo que siento, y jamás hay que arrepentirse de lo que uno siente.

    Un abrazo sincero para ti.

  9. Alba dijo...

    Definitivamente las que hemos dejado nuestra felicidad en manos ajenas (citándote) sabemos perfectamente de lo que hablas.

    Pero no te preocupes amiga, tambien estuve nueve años en la nube y te te aseguro que todo pasa, es difícil recuperar la autoestima pero pasa, llegará el día que volveran a verse como dice la canción de ave sin nido ... "cruzaremos sin vernos la cara, como dos que ni se han conocido". Aaaaayyy, doloooorrrr, ya me volviste a dar, jajaja.

    Ánimo y realmente te admiro, por la intensidad de tus letras siento que eres una gran persona.

    Un abrazo fuerte desde acá.

  10. Wow, que profundo y ahí lo dejo porque no creo que haya nada que agregar a tus palabras. Quizá sólo feliz reencuentro.

  11. indianala dijo...

    Mafaldita

    No dejo de admirar a la gente como vos.

    (y sospecho q los jovencitos perciben VIDA, cosa que el mundo hoy les quita)

    Un abrazo!

  12. Pater Noster dijo...

    no deja de ser cicatriz, llevadla con orgullo.

    PROUD ov PAIN

  13. MAFALDA
    TU ESCRITO ESTÀ HECHO CON EL CORAZÒN EN LA MANO.
    POR MOMENTOS, DESGARRA..
    PERO ASÌ ES LA VIDA!
    QUEDA EL RECUERDO,
    LAS CICATRICES
    TESTIGO QUE
    HAS VIVIDO!!!

    QUE TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA!!!

    BESOS MIL

    ADAL

  14. Antonio dijo...

    Mafalda: Vivir cuesta y duele. Y mucho. Eso te lo puedo garantizar. Pero no vivir sale mucho más caro.

    Un Abrazo.

  15. iggy dijo...

    Mafalda la soledad de calidad es dificil superar pero ya veo que has llegado a ese punto de salir del entierro y te digo porque sali de algo parecido (He estado enterrado 7 años). Hasta ahora he tenido el animo de salir y conocer gente y como tu, he decidido quedarme solo. Aun asi me pregunto que si no vale la pena volver amar y luego intento empezar a definir amor y veo que no puedo porque para hacerlo debo vivirlo. Paso los momentos en silencio que gritan que no me rinda todavia pero miro que me estoy difiniendo y resulta que soy uno de esos que solamente una vez amaran en su vida.
    Lo que escribiste pega donde duele y espero que ahora que lo escribiste se quede alli y te sientas libre de eso.
    Me encantaron las fotos de esos paraisos, espero que tengas muchos mas dias como esos.

  16. W dijo...

    Mi Mafaldiux..... qué rico vino nos echamos.... (esto es para que a las Quintanarroenses les dé envidia de la buena.... jajajaja)

  17. Angeek dijo...

    Jajajaja...van a ver!!!

  18. rossmar dijo...

    Mafis, desde hace un rato he querido comentar, pero se me quiebran las palabras, se me hace un nudo en la garganta, y no puedo seguir, así que mejor y por ahora, no comento nada sobre este post tan bello y sólo te dejo un abrazo lleno de cariño y amiración

  19. No sólo me sorprende el leerte, también el extrañarte.
    Un aullido para usted, querida y entrañable Mafaldita

  20. Quizá el resto tenga ganas de darme un garrotazo con lo que voy a decir, pero tengo que ser sincero: no concuerdo en que este haya sido tu mejor post... Para mi, aquel que escribiste un 15 de Septiembre sigue siendo el mejor que he leído, aquí y en cualquier otro blog... Pero tengo que admitir (y coincidir con Kix) que es muy difícil superar tus textos, porque siempre vienen cargados de sentimientos encontrados, de frases y palabras perdidas en el tiempo...

    Hoy nos dejaste ver una parte de tu vida que quizá nunca nos hubieras dejado ver directamente... Y eso es lo que le da más valor a tus palabras... Atreverse a salir del abismo, a recordar pasajes y momentos que en algún momento dejaron otras personas en nosotros no es nada fácil, y sin embargo, parece tan simple cuando uno lo lee, sin darse cuenta la cantidad de adrenalina que corre por las venas de su autor... Definitivamente, mi Mafis, tienes alma y madera de escritora... Y tienes alma y madera de guerrera...

    Te admiro, mi Mafis... Aún sin conocerte (físicamente, me refiero), te admiro... Como dijo alguien por allí, quizá a los jovencitos nos pega más porque nos permites vivir algo que ahora ya no nos está permitido: la dulzura de las letras...

    Ánimo, mi Mafis, y échele pa'lante... Pa'trás, ni para tomar impulso...

    Un saludo y mis admiraciones nuevamente, mi queridísima Mafis...

    Me ha dado tanto gusto poder leer este post!!!!....

  21. Buen texto ¿triste? no del alma

  22. Kix dijo...

    Wow, nuevo look, mi queridísima Mafaldis!

    ¡Te mando un abrazototote!

  23. Juana Gallo dijo...

    Mafalda, de nuevo visitándote... y sí, la respuesta de la canción de Bebo y Cigala es: "20 años".

    Jajaja, ¿brindaron una copita en recuerdo de las Quintanarroenses?

    Besos...

  24. FENIX dijo...

    Un saludo y un abrazo !!!!

    feliz semana para tì.